Todos queremos volver a lo natural: a lo natural de los pequeños detalles y a los momentos espontáneos. Recuperar sensaciones que te recuerdan que muchas veces las cosas simples son las mejores.

Queremos volver a sentir una piel 100% libre de detergentes y parabenes. Una piel 100% natural. Los productos Lida han proporcionado desde siempre el máximo cuidado para todo tipo de pieles, gracias a sus ingredientes de origen natural cuidadosamente seleccionados y a sus fórmulas equilibradas, tradicionales y respetuosas con la piel.

Lida, volverás a lo natural.

cuidado para todo tipo de pieles

La vida te sonríe

Productos naturales para todo tipo de piel

La vida te sonríe

Después de leer esto, seguro que encuentras más excusas para sonreír o directamente reírte a carcajadas, porque no sólo es sano si no que también tiene muchos beneficios.

1. Sonreír libera endorfinas.
Todos sabemos que sonreír nos hace sentir bien. Pero hay una explicación científica. Cuando sonreímos, nuestro cuerpo libera endorfinas que nos hacen sentir más felices y menos estresados.

2. Sonreír es hacer ejercicio.
Cuando reímos ponemos en movimiento casi 400 músculos, no solamente de la cara si no también de otras partes del cuerpo como la barriga. Hay estudios que cuentan que 20 segundos de reír son equivalentes a 3 minutos de ejercicio físico.

3. Sonreír es bueno para la piel.
Reír beneficia nuestra piel porque cuando reímos entra el doble de aire en nuestros pulmones y así mejoramos la oxigenación de la sangre y a su vez, la de nuestra piel.

4. Sonreír mejora la digestión.
Sin darnos cuenta cuando reímos nuestro diafragma hace unos movimientos internos que facilitan la digestión y ayudan a reducir ácidos grasos. La risa también ayuda a reducir el estreñimiento.

5. Sonreír alarga tu vida.
Las personas alegres viven más años. Un estudio publicado el 2010 en la revista Psychological Science reveló que la sonrisa alarga la vida. Según el estudio el promedio de vida de una persona que sonríe es de 80 años mientras que el de una que no baja a 75.

Así que no frunzas el ceño, relaja la frente y ríete con la boca abierta, pues aquí tienes las 5 razones definitivas para sonreír más.